Nuestro blog

Con este blog queremos dar a conocer a los lectores las grandes alteraciones que sufre la sociedad actual por obra y gracia del progreso. Son enfermedades que están potencialmente en quienes las sufren y se manifiestan, generalmente, por primera vez cuando el afectado recibe un shock, sea del tamaño que sea.

Tratamos de crear un punto de encuentro e información para esas personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico, pero también para sus familiares. Ante estas enfermedades no estás solo, todo está In Mente.

martes, 11 de enero de 2011

"Manorexia": la anorexia también alcanza a los hombres

Uno de cada diez casos de anorexia está protagonizado por hombres. Si bien la proporción es ínfima comparándola con la de las mujeres afectadas por esta dolencia, lo cierto es que el número de varones que la sufren crece tan lenta como constantemente en los últimos tiempos. Mientras que la aparición de esta enfermedad en las mujeres es ciertamente escandalosa debido a la rápida y extrema delgadez que presentan, en los hombres no se manifiesta tan fácilmente. Estos centran más su atención en el ejercicio físico que en las dietas restrictivas, tendiendo a la competitividad deportiva como forma de autocontrol. Asimismo, tanto hombres como mujeres presentan un claro carácter perfeccionista debido a su baja autoestima.

Cabe decir que el diagnóstico en los varones resulta mucho más difícil de diagnosticar que en las mujeres, en las cuales los efectos de la enfermedad pueden verse a simple vista. Los hombres sin embargo pueden seguir viéndose sanos y fuertes cuando en realidad no lo están, sin dar lugar a ningún tipo de sospecha. Si a ello se le suma que también son más reacios a pedir ayuda que las mujeres tratando de evitar así el más mínimo síntoma de debilidad, la situación puede tornarse si cabe más compleja y ardua de combatir.

Los principales síntomas de la anorexia masculina son los siguientes:
- Pérdida de peso
- Necesidad de hacer ejercicio todo el tiempo
- Obsesión por el estado físico
- Miedo a engordar
- Pérdida de apetito
- Cansancio, fatiga
- Vómitos y uso de laxantes o pastillas para adelgazar
- Cambios de humor repentinos
- Comportamiento perfeccionista

Los especialistas recomiendan que en el caso de que se materialicen dichos indicios, es imprescindible su tratamiento con el fin de que comiencen su recuperación lo más pronto posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario