Nuestro blog

Con este blog queremos dar a conocer a los lectores las grandes alteraciones que sufre la sociedad actual por obra y gracia del progreso. Son enfermedades que están potencialmente en quienes las sufren y se manifiestan, generalmente, por primera vez cuando el afectado recibe un shock, sea del tamaño que sea.

Tratamos de crear un punto de encuentro e información para esas personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico, pero también para sus familiares. Ante estas enfermedades no estás solo, todo está In Mente.

jueves, 13 de enero de 2011

María y yo

El autismo es una enfermedad mental que hace a sus pacientes personas inaccesibles al resto de la sociedad. La pareja que trae al mundo un niño con esa patología ha de enfrentarse a muchas dificultades durante toda su vida.

La película “María y yo” narra las etapas de la vida de María, una niña con autismo cuyo padre, Miguel, dibujante de comics descubre que dibujando las cosas y haciendo partícipe de ellas a María ésta acaba comprendiendo los conceptos mejorf. Este descubrimiento abre una puerta cerrada hasta entonces y permite a su padre comprender más a María disminuyendo así su inaccesibilidad.

La niña pasa su vida entre Barcelona y las islas Canarias. Cuando está con su padre en Barcelona es feliz porque Miguel se ha documentado lo suficiente para lograr la felicidad de María. En las islas también es feliz, su madre conoce bien lo que ha de hacer para lograr que su hija se sienta a gusto.

Los autistas, paradójicamente saben ser felices allá donde estén, el truco está en utilizar una forma de trato admitida por ellos que los haga sentirse bien y no les provoque nervios ni ira. Son difíciles, al no abrirse es problemático saber la causa de sus negativas a lo que se les hace.

El filme lleno de ternura muestra al espectador cómo la lucha de personas que desgraciadamente traen al mundo un hijo/a deficiente psíquico tiene su gran recompensa, una mejor comunicación entre ambos.


Redactado por María Ordoñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario